HomeNoticias del MundoCrisis en España: Cataluña y el peligro del «minuto a minuto»

Crisis en España: Cataluña y el peligro del «minuto a minuto»

Crisis en España: Cataluña y el peligro del «minuto a minuto»

Una verdadera telenovela mantiene a los españoles y al mundo con la mirada puesta en Cataluña, la idea de un país independiente en Europa generó todo tipo de especulaciones, temores y fantasías. Las reacciones en las calles de quienes desde antes del 1 de octubre apoyan esta idea del nacimiento de una nueva nación y más tarde quienes piden por la unidad de España le dieron más color a una situación que por momentos sumió a esta potencia europea en el capítulo de lo impredecible, sin olvidar la represión de la guardia civil en las calles de Barcelona y las discusiones entre la policía local y los hombres enviados por Madrid.

El ahora destituido presidente catalán entre idas y vueltas decidió que fuera el parlamento quien anunciara la independencia que él proclamó para luego colocarla en un congelador. Con las bancadas opositoras fuera del recinto del parlamento catalán, un referéndum sin representación legal, un tablero que a la hora de la votación en el parlamento que no funcionó, la nueva nación catalana se parecía cada vez más al país que el célebre Olmedo representaba en nuestra televisión años atrás, cuya banda presidencial decía “tus amigos”.

Finalmente y a pesar del pedido de distintos organismos económicos, políticos y sociales catalanes, lo que horas antes Puigdemont no iba a proclamar se llevó adelante. La reacción del gobierno de Rajoy fue, el artículo 155 de la constitución española, es decir la  “intervención” o lo que Rajoy denomina “restitución de la legalidad”. Desde el exterior los socios europeos de España no tardaron en dar su apoyo a Mariano Rajoy  y a la constitución  española además criticar fuertemente a las autoridades catalanas, lo mismo sucedió con otras potencias y países alrededor del mundo.

¿Y ahora, cómo siguen los capítulos que vienen?  Ese es el gran interrogante ya que el guión era conocido hasta estas líneas, declaración posible de independencia y luz verde del artículo 155 de la constitución , y luego?

De telenovela a programa en vivo.

 

Como en todo programa que se realiza en vivo, el famoso “minuto a minuto” del rating marca como sigue el programa. En este caso si así decidieran moverse los políticos en España , me refiero a los catalanes también, estaríamos en el vértigo de lo impredecible,  librado a la suerte de los acontecimos que por ejemplo podrían darse en las calles con reacciones tanto a favor como en contra de la proclamación de la independencia,  esto sería sin duda algo que colocaría al país en las manos de quienes logren acaparar los ánimos y los miedos de la gente minuto a minuto, esto llevaría  a la crisis a un tobogán imparable que dejaría a la audiencia al borde del ataque cardíaco.

Esta crisis necesita sin duda reglas para su solución, marcos de contención que hagan que lo impredecible pueda ir desapareciendo del cronograma. La convocatoria a elecciones para el 21 de diciembre ya coloca un cartel de llegada, que no es lo mismo que “fin”, pero obliga que desde ahí para atrás las partes decidan tomar esas reglas para confrontar ideas y no ya solo estados de ánimo. Claro está, aun todo se vive minuto a minuto, no sabemos si el cesado presidente catalán tomara la invitación que indirectamente le entrego el gobierno nacional para participar de las elecciones, tampoco sabemos en este punto que decisión tomará la justicia sobre él y el resto de su gobierno.

La posibilidad de que las fuerzas independentistas catalanas con sus autoridades puedan participar en las elecciones generara un clima muy distinto al de la posible decisión de la justicia de ordenar su detención.

¿Cómo seguirán dándose las manifestaciones en las calles? Ese es otro punto crucial a tener presente. Sin duda este termómetro va de la mano de las decisiones que Madrid vaya tomando y ejerciendo en la práctica. Medidas como la violenta represión de la guardia civil no ayudarán en nada a una situación nueva en España que necesita de manera urgente no extenderse en el tiempo además de todas las garantías que les otorga la democracia para resolverlas.

Las elecciones y la participación de todas las fuerzas políticas catalanas es sin duda una buena alternativa, el interrogante que quedará ahora planteado es si quienes llevaron a Cataluña a la declaración dela independencia se imponen el 21 de diciembre.  Pero esto ya es parte de la próxima temporada.

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.