HomeNoticias del MundoEL MUNDO DÍA A DÍA POR EL CORONAVIRUS

EL MUNDO DÍA A DÍA POR EL CORONAVIRUS

EL MUNDO DÍA A DÍA POR EL CORONAVIRUS

Países más ricos y otros más pobres, menos desarrollados, una realidad en la historia, sin embargo este tipo de crisis hace que nos preguntemos si es así en  todos los órdenes. Naciones vistas a la distancia como del llamado «primer mundo» mostraron claramente las fracturas de esa imagen con esta crisis de salud global. Sus sistemas sanitarios colapsaron no sólo por la propagación del virus sino porque sus sistema sanitario  no fue tan fuerte como se pensaba. Otros gigantes incluso como Estados Unidos teme no poder frenar el avance de la enfermedad mas allá de su título de potencia mundial. Claro esta que estas naciones en muchos casos pueden responder de manera más contundente a la hora de ayudar a las empresas que entrar en crisis por esta pandemia.  Pero ricos o desarrollados comparten un mismo camino a la hora de enfrentar al coronavirus y eso es, entre  otras cosas llama la atención. Todo parece darse día a día, a medida que se ve como se mueve el accionar de las personas como consecuencia del virus, algo que no puede predecir ni la más estricta planificación alemana o japonesa. En ese día a día y e algunos casos hora a hora que comparto este resumen a nivel global.

Día a Día:

El nuevo coronavirus causó en Europa más de 2.000 muertos, y más de 6.000 en todo el mundo, mientras se multiplica el confinamiento de la población y el cierre de las fronteras.

Ante los temores generados por la epidemia, los principales bancos centrales mundiales (Fed, BCE, bancos centrales de Japón, el Reino Unido, Canadá y Suiza) lanzaron una acción concertada destinada a aumentar la liquidez de los mercados financieros.

La Reserva federal estadounidense también redujo los tipos de interés para tranquilizar a los mercados. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había instado a los gobiernos de todo el mundo a trabajar juntos para evitar una recesión.

Italia registró un número récord de 368 nuevos decesos en 24 horas, con lo que el balance total de fallecidos en el país, el más castigado en Europa, ascendió a 1.809.

China, donde estalló la epidemia, continúa siendo el país con más fallecidos (3.199), pero es en Europa donde la epidemia avanza más rápidamente en la actualidad, con 2.291 decesos, la mayor parte en Italia y España, donde el número de contagios confirmados se disparó, con 2.000 casos nuevos en 24 horas.

En China, en cambio, parece que la propagación del virus se está frenando y este domingo se detectaron 20 nuevos contagios. En total, 6.420 personas fallecieron oficialmente a causa de la enfermedad de COVID-19 en el mundo, donde se registraron 159.844 casos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Europa es el «epicentro» de la enfermedad. La Unión Europea  instauró límites para las exportaciones de equipos médicos de protección, salvo «autorización explícita de los gobiernos de la UE».

España, segundo país más afectado de Europa, confinó a su población y decretó el estado de alarma por 15 días. Varias ciudades anularon sus procesiones de Semana Santa.

– Avance inexorable –

Ante la progresión inexorable de la pandemia, se anunciaron cierres, restricciones a los desplazamientos y cancelaciones de actos públicos, artísticos y deportivos.

Desde este domingo, los bares, restaurantes, discotecas, cines, centros escolares están cerrados en Francia, donde se superaron los 5.000 casos y los 120 muertos el domingo. El gobierno prevé reducir progresivamente sus transportes de larga distancia (trenes, autocares, aviones) pero, en cambio, mantuvo las elecciones municipales de este domingo, cuya participación cayó casi 20 puntos respecto a las anteriores.

Austria (602 casos el sábado) prohibió las concentraciones de más de cinco personas y limitó los desplazamientos.

Holanda y Luxemburgo ordenaron la clausura de centros comerciales, mientras que en Irlanda se obligó a los pubs a bajar la persiana.

En Holanda, el gobierno ordenó el cierre de los colegios, bares, burdeles y coffee shops frente a los cuales se formaron largas filas de clientes que querían abastecerse de marihuana.

En Serbia se ha declarado el estado de emergencia por un período indefinido y se movilizará al ejército.

– Oración del papa –

Numerosos países intentan protegerse cada vez más, también dentro de la UE, socavando el principio de libre circulación.

Alemania y Francia cerrarán parcialmente su frontera común y solo autorizarán el paso de los trabajadores transfronterizos y de los vehículos de mercancías.

Alemania hará lo propio con sus fronteras con Suiza y Austria. Polonia, República Checa y Dinamarca también cerraron sus fronteras o introdujeron fuertes restricciones.

Rusia (45 casos, ningún deceso) cerró sus fronteras terrestres con Noruega y Polonia prohibió la entrada de extranjeros. Dinamarca y Lituania cerraron sus fronteras, mientras que Letonia, Estonia y Mónaco adoptaron restricciones drásticas. Noruega, además, cerrará puertos y aeropuertos.

En Italia, las autoridades de Lombardía (norte) expresaron su preocupación por la capacidad de sus hospitales de absorber la llegada de pacientes.

En Roma, «todas las celebraciones litúrgicas de Semana Santa se llevarán a cabo sin la presencia física de los fieles», pero el papa mantendrá sus audiencias generales hasta el 12 de abril.

El sumo pontífice fue a rezar a una basílica y, luego, a una iglesia en la que se encuentra el crucifijo «milagroso» que en 1522 fue paseado por las calles de Roma en procesión para poner fin a la Peste negra.

– Filas de espera –

Fuera de Europa también se endurecían las medidas.

En Estados Unidos, los nuevos controles para los estadounidenses que regresen de Europa provocaron un caos en los aeropuertos: largas filas de espera de varias horas, muy densas, pese a las recomendaciones sanitarias de mantener la distancia entre personas.

Nueva York anunció el cierre de las escuelas públicas.

Israel también cerró restaurantes, centros comerciales, cafeterías y gimnasios, y el proceso por supuesta corrupción del primer ministro, Benjamin Netanyahu, fue aplazado.

Los libaneses deberán permanecer en casa durante dos semanas y el aeropuerto internacional de Beirut cerrará el miércoles hasta finales de marzo.

Irán, tercer país del mundo más afectado por la COVID-19, anunció 113 decesos nuevos (724 muertos en total, 13.938 casos). Las autoridades pidieron a los habitantes que «anulen sus viajes y se queden en casa» y cerraron el centro del santuario chiita de Mashhad.

En África, hasta ahora poco afectada, la pandemia está avanzando. Este fin de semana se detectaron los primeros casos en Congo, Ruanda, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana y Seychelles.

Kenia anunció el cierre de sus fronteras y Sudáfrica prohibió la entrada de ciudadanos de países de riesgo.

En América latina, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que los habitantes de siete estados, incluida Caracas, permanecerán confinados en casa a partir del lunes.

Argentina suspende las clases y cierra las fronteras hasta el 31 de marzo.

Guatemala registró su primer muerto por el nuevo coronavirus, un hombre que se contagió en España.

Colombia prohibió la entrada de extranjeros y Chile cerró todos los puertos a los barcos de crucero, tras haber puesto en cuarentena a dos de ellos, con unas 1.300 personas a bordo.

Otro navío, con 3.700 personas, está en cuarentena en Nueva Zelanda, un país que también prohibió las escalas a los barcos de crucero, hasta el 30 de junio.

En todo el mundo se anulan actos culturales y el calendario deportivo mundial continúa reduciéndose. Brasil suspendió todas las competiciones de fútbol.

 

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.