HomeNoticias del MundoElecciones en Venezuela: Doce países piden auditoría independiente

Elecciones en Venezuela: Doce países piden auditoría independiente

Elecciones en Venezuela: Doce países piden auditoría independiente

Las elecciones celebradas el domingo para elegir a los 23 gobernadores en Venezuela no lograron cumplir uno de sus objetivos más importantes, destrabar la crisis política que vive el país. Las irregularidades denunciadas por la unidad de partidos de la oposición los llevaron hasta el momento a no reconocer el resultado electoral y a  plantear la posibilidad de no participar en futuras elecciones. Una de las críticas más contundentes tiene que ver con la modificación de los centros de votación donde históricamente la oposición ganó las elecciones. 48 horas antes de los comicios más de 700 mil personas se encontraron con esa complicación, a esto se sumaron otras denuncias de las que los dirigentes opositores deberán mostrar las pruebas. A todo esto se suma lo que se vive en Venezuela hace años, como es la utilización del poder del Estado en favor de un partido político, en este caso el oficialismo.  Sin embargo la menor participación de votantes en las filas opositoras también perjudicó el resultado esperado.

Dentro de la coalición de 20 partidos estaban quienes decidieron no votar ya que aseguraban que de esa manera se ratificaba lo que denuncian es una dictadura. El Consejo Nacional Electoral le dio una amplia victoria al chavismo, un número de gobernaciones similar a las encuestas publicadas antes de la votación a favor de la oposición. Al tiempo que aún no está claro si los gobernadores electos juramentarán  frente a la Asamblea Nacional Constituyente, considerada ilegal por la oposición, la atención por estas horas esta puesta  en el Estado de Bolívar.  La  alianza opositora exigió en un comunicado a la autoridad electoral que se proclame al ganador de la gobernación del estado minero de Bolívar, argumentando que tienen el en su poder el “100% de las actas escrutadas que indican, sin lugar a dudas, que el candidato ganador” es el dirigente opositor Andrés Velásquez.

Maduro contraataca

El presidente Nicolás Maduro defendió  los resultados de los recientes comicios de gobernadores y rechazó las denuncias de fraude de la oposición, que llevaron a 12 países de América a exigir una auditoría independiente de todo el proceso electoral. Reunidos en el llamado Grupo de Lima, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú señalaron en un comunicado que hubo “diversos obstáculos, actos de intimidación, manipulación e irregularidades” en los comicios.  Maduro a pesar de las denuncias de la oposición y el pedido de los países de la región calificó los comicios del domingo como los “más libres” en la historia de su país. El presidente  también anunció que ordenó publicar en el sitio de internet del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela  la totalidad de las actas de votación para que cualquier persona pueda verificar el resultado.

En un comunicado enviado por la cancillería mexicana, el Grupo de Lima consideró que la auditoría independiente permitiría “aclarar la controversia generada sobre los resultados” de la elección, y que debería realizarse con el acompañamiento de observadores internacionales. Los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Francia también expresaron su preocupación por los obstáculos que enfrentaron los venezolanos para ejercer su derecho al voto.

Maduro, horas antes, llamó a los países que critican su gobierno, incluyendo a los de la Unión Europea, a rectificar los que llamó » errores» contra su país. En las últimas semanas, el gobierno de Estados Unidos impuso sanciones financieras a Venezuela, incluida una prohibición a los bancos estadounidenses para realizar nuevas transacciones con el gobierno y la corporación Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Desde Bogotá el presidente colombiano Juan Manuel Santos aumentó la apuesta y propuso que ante el «no reconocimiento de resultados electorales» una solución sería que Venezuela se plantee la realización de «elecciones generales» con veedores extranjeros y un nuevo órgano electoral «independiente».

La coalición denunció que al menos un millón de venezolanos tuvieron dificultades para votar debido a problemas como demoras en la apertura de las mesas y la presencia de máquinas dañadas; que 700.000 personas fueron migradas de sus centros, 48 horas antes de la jornada y otros 350.000 votantes debieron enfrentar violencia e intimidación dentro y fuera de los centros.  A esto se agregó que unos 90.000 votos, que deberían ser para la oposición, terminaron nulos porque el Consejo Nacional Electoral -controlado por el oficialismo- no aceptó la sustitución de candidatos que habían renunciado tras una primaria en septiembre.

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.