HomeNoticias del MundoFILTRACIONES DEL LAVA JATO, TIEMPO DE DESCUNETO

FILTRACIONES DEL LAVA JATO, TIEMPO DE DESCUNETO

FILTRACIONES DEL LAVA JATO, TIEMPO DE DESCUNETO

Desde que The Intercept publicó las conversaciones entre el fiscal investigador del caso Lava Jato en Brasil y quien era el juez de la causa, el ahora ministro de justicia Sergio Moro, todos los implicados en las filtraciones buscaron bajarle la intensidad a la denuncia. Sin embargo como si se tratara del choque de dos veleros en cámara lenta, el caso generó movimientos políticos y judiciales. Por un lado el senado interrogó al ex juez Moro. Ante la comisión Moro se colocó en el papel de víctima de un complot de quienes no quieren que la investigación avance y sostuvo que todo era parte del revanchismo. Desde que se conocieron las dos primeras filtraciones, fue el propio presidente Bolsonaro quien se vio obligado a respaldarlo públicamente y generar gestos de acercamiento en eventos públicos para tratar de mostrar que no estaba sucediendo nada. Que el efecto generado por las filtraciones no había calado en su gobierno. Mientras Moro habla de una “invasión criminal “por el hackeo de las conversaciones, dicho sea de paso no fueron negadas, decidió subir la apuesta y el tiempo dirá si piso la trampa. Ante los medios sostuvo que si se demostraba lo que sostenía The Intercept el renunciaría a su cargo.
Por estos días se espera según lo reveló el medio más publicaciones, el periodista que lidera la investigación, el mismo que develó los secretos entregados por el ex espía estadounidense Eduard Snowden, sostuvo que están negociando con distintos medios la publicación de más información, el interrogante ahora es si lo que vendrá generará un golpe aun mayor y como esto podría golpear en un gobierno que aún no logro en el entramado de la política imponer sus planes de reformas al tiempo que los números económicos no son los esperados.
En este escenario el camino no es fácil para Moro, el juez de la corte suprema Gilmar Mendes sostuvo “un juez no puede ser jefe del equipo de investigación” y remató remarcando “Si Sergio Moro sigue diciendo que su actuación fue normal, y evidentemente no lo fue, su permanencia en el gobierno será insostenible”.
El escándalo en torno al manejo judicial del caso Lava Jato y como este repercutió en la causa Lula y por ende en las elecciones, sigue erosionando la presidencia de Bolsonaro y es incierto si una próxima filtración podría golpear por debajo de la línea de flotación.
Junio es un mes clave en el futuro judicial del ex presídete Lula y a partir de estas publicaciones periodísticas fundamental también para el mandato de Bolsonaro. El 25 la Corte Suprema deberá estudiar el pedido de liberación de lula realizado por sus abogados. Además tendrán que estudiar el recurso presentado por el cuestionamiento a la imparcialidad de Monro por haber aceptado ser ministro de Justicia después de la salida de Lula de la campaña presidencial y la derrota del PT en las elecciones presidenciales.
En medio de una falsa calma antes de estos fallos claves, Bolsonaro decidió darse un baño de masas en San Pablo frente a cientos de miles de evangelistas. Es la primera vez que un presidente en ejercicio participa de estas concentraciones evangélicas. Bolsonaro agradeció el apoyo crucial que le dieron durante la campaña. El marco de la concentración de esta gigantesca concentración logró trasportar en el tiempo al presidente, quien viajó sólo unos meses para atrás, mientras sus partidarios le gritaban mito, mito, una palabra que parece cada vez más extraña entre quienes votaron por él.

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.