HomeNoticias del MundoISIS y la guerra virtual: Messi su nueva víctima

ISIS y la guerra virtual: Messi su nueva víctima

ISIS y la guerra virtual: Messi su nueva víctima

La propaganda en toda guerra es una de las armas más poderosas. Todos los ejércitos del mundo la han utilizado históricamente y en un conflicto donde las fuerzas son bien diferentes, la publicidad del miedo juega un rol aún más activo. Desde que la segunda fase del terrorismo entró en acción quedó lo importante de esa nueva arma. No sólo mostraron  un poder real en el campo de batalla sino también lideraron la lucha en el combate virtual. El ISIS por mucho tiempo encabezó la batalla, utilizó las armas de la nueva comunicación mejor incluso que las grandes cadenas de medios, propago su terror y  reclutó gracias a esto a miles de sus combatientes.

En momentos en que el territorio real se les escapa de las manos, la guerra busca tomar fuerza en la nube. Su bien en los últimos dos años las empresas como Twiiter o Facebook buscaron bloquear al ISIS y todo tipo de publicidad terrorista, los golpes de efecto como la amenaza hacia el mundial  de futbol en Rusia o contra jugadores globales como Messi, logran ponerlos en boca de todos. En segundos el atentado que no sucedió pareciera haberse llevado a cabo. En la vida virtual Messi pareciera haber sido secuestrado, el sentimiento por este tipo de temor, debido a situaciones reales en el pasado, cobra fuerza, el miedo comienza a operar en nuestras mentes. El efecto con un simple  fotomontaje fue logrado.

Sin embargo es real que Rusia, el mundial de Putin, es un objetivo muy tentador para los terroristas que ya combatieron al hombre fuerte del Kremlin, al emperador global. Ataques en teatros, colegios, edificios. Los terroristas mostraron sus poder real en mas de una oportunidad y Putin respondió con la misma moneda, sin dudar un segundo a la hora del contraataque, en el medio los civiles que eran rehenes ya sea en teatros o colegios repletos de niños fueron victimas de la demostración de fuerza de ambas partes, donde el objetivo de los combatientes es demostrar que están preparados y no le temen a nada.

La amenaza es real, el campo de batalla hace tiempo ya no es Siria o Irak, se traslado a Europa. La nueva generación de terroristas que se entrenaron en esos campos de batalla están listos y buscarán generar su nuevo  11 de septiembre. Ese tipo de escenarios los realimentan, les da nuevamente poder y seguidores. Lo virtual alimenta lo real, aunque ambas caras son la imagen de una moneda que seguirá girando.

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.