PANDEMIA

PANDEMIA

Finalmente la palabra tan temida salió de la boca del máximo responsable de la Organización Mundial de la Salud, pandemia. El director de la organización advirtió de los «niveles alarmantes de propagación e inacción en todo el mundo. Segundos después dio una panorama desolador

«Para los próximos días y semanas esperamos un aumento de casos, de muertes y de países afectados» .

A medida que nos vamos enterando de la situación extrema que se vive en Italia, donde el gobierno esta estudiando la posibilidad hacer aún más rígida la cuarentena,desde algunos centros hospitalarios reconocen que se viven situaciones como si se estuviera en guerra, eligiendo salvar a los pacientes con más posibilidades de vida.

Pero creo que más dura que la declaración de la Organización Mundial de la Salud fue la conferencia de la canciller alemana quién alertó sobre lo que podría suceder a nivel global poniendo de ejemplo la situación de Alemania.

Merkel sostuvo que entre el 60 y el 70 por ciento de los alemanes podrían infectarse de este virus y advirtió que hay mucho que no sabemos. Un panorama desolador teniendo en cuenta que esta potencia europea cuenta con más recursos que muchos de los países que están siendo castigados por el virus y por las naciones que deberán enfrentar realidades similares  a las de Italia o España.

El número de infectados en Europa supera los 20 mil y todo indica que seguirá multiplicándose. En Estados Unidos se busca frenar una escalada en la cantidad de infectados y como en el resto del mundo contener los daños económicos.

Los gobiernos como los mercados parecen moverse por reacción a lo desconocido. Día a día, esa es la política global y es esa falta de previsión  lo que genera inestabilidad. El virus no distingue entre naciones, razas o  sexos. A esta altura como lo expresaba una de las personas afectadas en Italia el mundo responde ante esta crisis como a la peste negra hace siglos.

La globalización una vez más no expandió nada positivo, a menos que, como advierten algunos especialistas, quienes todavía no están enfrentando en el campo de batalla a este enemigo invisible aprendan de los errores ajenos y así comiencen a revertir una situación que puso al mundo y sus avances tecnológicos de rodillas, al menos por ahora.

 

 

Compartir con:
Comentarios
  • Interesante artículo, especialmente para los que vivimos aquí en Europa, dónde el panorama es bastante incierto….

    marzo 12, 2020

Deje su comentario.