HomeNoticias del MundoRUSIAGATE, EL TURNO DEL CONGRESO

RUSIAGATE, EL TURNO DEL CONGRESO

RUSIAGATE, EL TURNO DEL CONGRESO

Aseguran que las mentiras tienen patas cortas, también que el que pega primero pega mejor. Dos refranes que calzan perfecto en torno a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de los Estados Unidos en las presidenciales de 2016 que llevaron al poder a Donald Trump. 

Ni bien se presentó  el informe que durante más de dos años llevó adelante el fiscal especial Robert Mueller, su jefe, el fiscal general puesto en el cargo por el presidente hizo un resumen de sólo 4 hojas donde afirmó que no se comprobó que hubiera contactos entre los rusos con el presidente y su entorno y fue ambiguo sobre el hecho de la posible obstrucción de la investigación por parte de Trump. El fiscal general dio el primer golpe, un informe escueto que lo llevó a Trump a gritar a los cuatro vientos que era inocente de todo.

Sin embargo los días fueron pasando y a tan sólo dos semanas se conoció que miembros del equipo de Mueller afirmaron que su trabajo no fue bien interpretado. Ahora republicanos y demócratas quieren que el fiscal independiente testifique ante el congreso, pero antes exigen toda la documentación y el informe completo.

Doug Collis, congresista republicano aseguro: “Si buscas tanto la transparencia como que el público estadounidense conozca todos los detalles de la investigación (…) el testimonio público del propio fiscal especial Mueller es sin duda la mejor manera de lograr ese objetivo”.

El informe de 400 páginas debía establecer si los espías rusos tuvieron contactos con el equipo del presidente y el mandatario y si Trump obstaculizó la investigación. Mientras se espera saber qué es lo que el  fiscal general Barr hará público  y crece la presión del congreso, por estas horas otro refrán se suma a esta parte II del Rusiagate. “El que ríe último, ríe mejor”

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.