HomeNoticias del MundoTribunal de Porto Alegre decide la suerte de Lula y Brasil

Tribunal de Porto Alegre decide la suerte de Lula y Brasil

Tribunal de Porto Alegre decide la suerte de Lula y Brasil

Desde que se hizo público el escándalo en torno a la petrolera Petrobras y sus tentáculos en un entramado de corrupción con empresas privadas, funcionarios y empresarios, la justicia brasileña llevó adelante una investigación que puso tras las rejas a los hombres más poderosos del país en lo económico y a políticos de todos los partidos. Entre los investigados y condenados en primera instancia acusados de corrupción está el político más emblemático de los últimos años, Luis Ignacio Lula Da Silva. En julio el juez Moro, quién lidero las investigaciones y las órdenes de detención por el caso “Petrobras” sentenció a Lula a nueve años y medio de prisión, lo que ponía su candidatura en una encrucijada y la posibilidad de quedar bajo arresto. Ahora es el turno de un segundo tribunal, formado por tres jueces, quienes deberán definir la suerte del político con mayor intensión de voto para las elecciones presidenciales y en consecuencia la suerte del país.

El Partido de los Trabajadores (PT), sindicatos y movimientos sociales organizan caravanas de centenas de autobuses hacia Porto Alegre, donde se llevará a cabo el proceso, y convocan actos en Sao Paulo. Lula que hasta el momento se creía seguiría la sentencia en su casa de San Pablo decidió trasladarse hasta Porto Alegre, lo que pone más presión a los jueces. Ante el temor de incidentes, el alcalde de la ciudad le pidió al presidente más seguridad, incluso la presencia del ejército.

La condena: Lula de 72 años, fue condenado como beneficiario de un departamento en el balneario paulista de Guarujá, entregado  por la constructora OAS a cambio de contratos en la estatal Petrobras.

Si el  tribunal ratifica la condena, el ex presidente estará más cerca de la cárcel y de una invalidación de su eventual candidatura. Aunque en principio podrá seguir libre y hacer campaña hasta agotar los recursos ante cortes penales y electorales.

El exdirigente sindical se proclama inocente y denuncia una conspiración de las élites.

«La noción de golpe de Estado se ha sofisticado. Ya no se necesitan tanques, soldados; es suficiente contar mentiras que los medios reproducen como si se tratara de verdades. Unas mentiras que han anestesiado a la población», denunció Lula.

La absolución, poco probable.

El Tribunal analiza las apelaciones relacionadas con la Operación Lava Jato, que desde 2014 ha puesto al descubierto un esquema de sobornos pagados por constructoras a políticos de todas las tendencias para ganar licitaciones en Petrobras. Los antecedentes del tribunal  no son alentadores para el ex presidente: entre el centenar de sentencias tratadas hasta ahora, la gran mayoría fueron aumentadas o confirmadas y apenas una veintena disminuidas (a veces de apenas unos meses) o anuladas.

Escenarios:

¿Lula puede ser absuelto?

Sí. En ese caso el Ministerio Público puede presentar recursos ante el mismo tribunal de segunda instancia, ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) o el Supremo Tribunal Federal (STF).

¿Qué pasa si la condena es ratificada por unanimidad

La defensa tiene dos días para presentar un recurso solicitando precisiones o aclarar dudas.

– ¿Qué pasa si la condena es ratificada por 2 votos contra 1?

La defensa tiene diez días para solicitar que el voto favorable a Lula  prevalezca sobre los otros dos. El análisis recaería entonces en seis magistrados, incluyendo los tres que tomaron la decisión previa.

No hay plazo establecido para concluir el proceso en ninguno de estos dos últimos casos, pero una decisión unánime exigiría menos tiempo para finiquitar, en tanto que una decisión por mayoría ampliaría la espera que se estima podría ser de hasta dos meses.

– ¿Cuáles son las opciones para Lula si pierde definitivamente después de los recursos de segunda instancia?

Ante el STJ: la defensa tiene 15 días para presentar un recurso especial en el que pida discutir el mérito de la acción o su nulidad. No puede discutir hechos nuevamente.

Ante el STF: la defensa tendría también 15 días para cuestionar la condena o pedir la nulidad del proceso con un recurso extraordinario. La aceptación del pedido de nulidad obligaría a realizar un nuevo juicio de primera instancia. 

No hay plazo establecido para la decisión en torno a estos recursos. 

La decisión del STF es definitiva.

– ¿Cuándo podría decretarse la prisión de Lula?

La prisión podría decretarse cuando se agoten todos los recursos de segunda instancia.

«Algunos tribunales no decretaron y otros sí. Los que decretaron [la prisión] siguieron con otros recursos ante instancias superiores que decidieron en algunos casos liberar [al preso]. No es algo automático, se determina caso por caso», explica el abogado y profesor de la Fundación Getulio Vargas (FGV) Thiago Bottino.

En caso de enfrentar la prisión, Lula podría solicitar un habeas corpus ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) y recurrir ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

– ¿Lula puede ser candidato a la Presidencia de Brasil si la condena es ratificada en segunda instancia?

De acuerdo con el marco jurídico brasileño, si el exmandatario es condenado en segunda instancia quedaría inhabilitado electoralmente (ley de ‘Ficha Limpia’). Pero podría entrar en la carrera por las presidenciales de octubre gracias a una eventual medida cautelar del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El plazo para la inscripción de candidaturas comienza el 20 de julio y termina el 15 de agosto. 

Si la candidatura es impugnada, el Partido de los Trabajadores (PT) puede reemplazar a Lula hasta el 17 de septiembre, veinte días antes de la elección de la primera vuelta del 7 de octubre. 

En Brasil, después de la elección y antes de la toma de posesión el 1º de enero hay un paso intermedio, que es la entrega del diploma que reconoce al candidato electo, a mediados de diciembre. A partir de ese momento, el presidente comienza a beneficiarse del fuero privilegiado.

Si Lula resultase electo, después de empezar a gozar del fuero privilegiado el proceso debería suspenderse hasta el fin de su mandato, porque en Brasil un presidente no puede responder por crímenes cometidos fuera del periodo de ejercicio.

 

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.