HomeNoticias del MundoVenezuela: Llegó la ayuda humanitaria de la cruz Roja

Venezuela: Llegó la ayuda humanitaria de la cruz Roja

Venezuela: Llegó la ayuda humanitaria de la cruz Roja

Hasta hace pocos días el gobierno venezolano  buscaba tapar el Sol con un dedo. Se negaba la crisis humanitaria así como el mayor éxodo en la historia de Venezuela  consecuencia principalmente de esa crisis. Para Maduro era parte de un invento de la prensa. En las últimas horas la realidad se impuso ante la negación.

 La Cruz Roja comenzó a distribuir  un primer cargamento de ayuda humanitaria que llegó luego después de la aprobación de Nicolás Maduro en medio de una pugna con el líder opositor Juan Guaidó.

 Bidones para almacenar agua y pastillas purificadoras fueron repartidos en dos barriadas de Caracas. Un total de 24 toneladas de insumos -que incluyen fármacos de emergencia- y 14 plantas eléctricas conforman la carga que será distribuida en ocho hospitales y 30 ambulatorios, la mitad públicos, según anunció el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

Una treintena de camiones transportó los suministros desde el aeropuerto de Maiquetía hasta un centro de acopio de la Cruz Roja Venezolana en Caracas.

La carga incluía cientos de cajas con los símbolos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que llegaron en avión desde Panamá. Unos 3.100 voluntarios participarán en la distribución.

Aunque el presidente de la Cruz Roja local, Mario Villarroel, pidió evitar la «politización», Maduro y Guaidó reclamaron su parte.

«Firmamos un acuerdo y la Cruz Roja Internacional ha hecho llegar hoy el primer lote de apoyo junto al gobierno revolucionario y ha sido recibido cumpliendo los protocolos internacionales», dijo Maduro en cadena de radio y televisión.

Por su parte Guaidó, indicó que el hecho representa el «reconocimiento del fracaso de un régimen que hasta hace semanas negaba la existencia de la emergencia humanitaria».

Guaidó enfatizó que la ayuda es un «paliativo», pues la crisis solo se resolverá cuando el gobernante socialista «cese la usurpación» del poder.

Mucho más que números

Según la ONU, casi un cuarto de los 30 millones de venezolanos necesita ayuda «urgente», en medio de la peor crisis económica del país en su historia moderna, con escasez de medicinas e insumos hospitalarios.

Un informe del organismo reveló que unos 3,7 millones sufren de malnutrición y que 22% de los menores de cinco años tienen desnutrición crónica.

Roca había dicho que a mediados de abril iniciaría la distribución de la ayuda para unas 650.000 personas en una primera fase.

Según la ONG Codevida, que defiende el derecho a la salud, unos 300.000 pacientes están en «condición de alto riesgo».

La asistencia llega en un momento crítico, el 28 de abril entrará en vigor un embargo petrolero de Estados Unidos contra Venezuela, que obtiene 96% de sus ingresos del crudo.

Durante gran parte de la era chavista, iniciada en 1999, el Estado fue el principal importador de comida y medicamentos, pero los altibajos en los precios del petróleo y el derrumbe de la producción contrajeron dramáticamente esas compras.

Las importaciones, de 66.000 millones de dólares en 2012, serán de apenas 7.800 millones este año, según la consultora Ecoanalítica.

 ¿Cambios de nombres, cambios reales?

Nicolás Maduro, nombró  al general Carlos Leal Tellería como nuevo ministro de alimentación, un sector especialmente castigado por la colosal crisis económica que atraviesa el país.

 Después de años de un fuerte desabastecimiento, en que los venezolanos debían peregrinar de fila en fila para conseguir insumos básicos como harina, azúcar o café,  los mercados comienzan a estar ocupados.

Pero con una economía reducida a la mitad desde 2014 y una inflación proyectada por el FMI en 10.000.000% para este año, los precios de la comida resultan impagables para una significativa parte de la población.

El gobierno acusa de las distorsiones económicas a Washington, que ha reforzado su paquete de sanciones  para presionar la salida de Maduro del poder, mientras la oposición responsabiliza a la corrupción y las malas políticas económicas.

 El ministerio de Alimentación distribuye alimentos a precios subsidiados en zonas populares, bajo un programa llamado Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que la oposición denuncia como un «mecanismo de control social».

Compartir con:
Sin comentarios

Deje su comentario.